TU MENSAJE,

LA ESENCIA DE TU ESTRATEGIA

¡Hola lectora!

¿te gusta conducir? Quizá me digas, pues no. Vale, pero ¿a qué recuerdas el anuncio de la mano de BMW? ¿Sabes de qué año es? ¡Del 2000! 🙀 Imagínate cuantas veces ha repetido BMW su mensaje. Infinitas. Pues tú tienes que hacer lo mismo.
 
BMW no dice “Nuestros clientes son los más importantes”, “La calidad es lo primero”, «Buscamos la excelencia» o cualquiera de esos mensajes aburridos que dicen miles de millones de marcas que pueden ser desde un centro de estética hasta una clínica veterinaria.

BMW con su slogan consiguió fusionar la exclusividad y la deportividad en una sola pregunta. En 3 palabras. Y hoy vamos a resumir el trabajo de estas 8 semanas en un tu primer slogan. 🧝🏻‍♀️ Hoy vamos a hacer magia de verdad.

Antes de empezar, te paso un check de cómo debe ser un buen mensaje:

✅ Simple: cuanto más claro, directo y fácil, mejor.

Significativo: que cuente la historia del cliente, tu posicionamiento o tu promesa de marca.

Diferente: evita lo obvio y lo que ya has escuchado tú mil veces.

Empático: habla del cliente, no se tu marca. ¿Te acuerdas de los Sobre Nosotros de ciertas webs que hablan de los metros cuadrados de su fábrica? ¿A quién le importa eso?

Repetible: lo pondrás en la bio de tu Instagram, en la cabecera de tu web, en tu firma de email y en todo lo que hagas. Y si crees que puede hacerse pesado, recuerda que BMW lleva 20 años con ¿Te gusta conducir? 😂

Y lo más importante, la creación de un buen mensaje tiene que ir acompañado de tu bebida favorita, de buena música y de las ganas de disfrutar de un momento creativo. No es fácil que salga a la primera, seguramente tengas que hacerlo durante varios días. Pero valdrá la pena. (Recuerda: ¡¡¡20 años!!! jejeje).

Un abrazo enorme y feliz finde

PD: En el descargable verás un check de si está ok tu mensaje o no. Aunque creo que el click viene de dentro. Se siente aquí, en el ❤️.