TU CLIENTE IDEAL,

ATRÁELO. Y ENAMÓRALO

Querida lectora,

Como siempre, antes de empezar la teoría y la práctica de hoy, te voy a contar una historia que cambió completamente la estrategia de mi negocio.

Los dos primeros años de mi proyecto los pasé creyendo que mis clientes me elegían por la calidad de mis diseños. Que por supuesto es súper importante. Pero un día se me ocurrió hacer una Encuesta de Satisfacción y descubrí que no era así. ¡Apenas lo mencionaban! Y en ese momento, solo vendía Diseño de Branding. Así estaba: 🙀. 

¿Por qué me elegían entonces? Todos me dijeron lo mismo: por cómo les trataba incluso desde la primera llamada. Mi empatía una vez más salía a la luz para hacer brillar la experiencia de mi cliente. Estar disponible, ser cercana y amable con mis clientes es, desde el principio, mi valor añadido.

🚧/// Espero no sonar flipada, te puedo hacer una lista interminable de mis defectos (soy muy consciente de mi misma 😅). Pero jolín, hay que saber decirse lo que hacemos bien.///🚧

No sé cuando me di cuenta de que era distinto, quizá al ver la revista de «Asociación de Síndrome de Down» encima de la mesa pero nunca me importó. Siempre lo viví de forma natural porque cuando yo llegué, él ya estaba ahí.

Volviendo al tema, si no sabes cuál es tu fortaleza, te invito a que vuelvas al fascículo nº1 de Bendito Branding, Mi Magia, o si ya tienes clientes, que hagas unas Encuesta de Satisfacción por ejemplo, en Google Forms.

Estás en uno de los fascículos más importantes, el del cliente. Quizá aún no hayas empezado a vender y no tengas ni idea de quién puede ser tu cliente. Te entiendo. Para ello pregúntate:

  • ¿Con quién me apetece trabajar?
  • ¿A qué tipos de persona tengo más acceso o conozco mejor?
  • ¿A qué persona le fliparía mi producto?

Si ya estás vendido, puedo escucharte decirme al otro lado “Ya Mónica pero yo tengo muchos tipos de clientes”. Lo sé pero ¿a que no dejas a todos igual de contentos? ¿Quién te paga con más ganas? ¿Quién te recomienda? Ese es tu cliente ideal. No es el que más te llega sino el que más TE ADORA 🖤.

Por último, quiero que escribas el perfil de tu cliente. Te dejo un ejemplo por aquí:

Mujer profesional ocupada entre 30 y 50 años. Aspira a tener una casa única y diferente. No tiene la creatividad ni el estilo para diseñarla. Solo sabe que quiere  alejarse de las modas. Necesita establecer una pauta para encontrar su estilo inteligente, elegante y único.

Puede que este fascículo te cueste un pelín más pero cuanto más lo definas, más atraerás más y mejor clientes.

Elígeles tú primero y ellos te elegirán a ti después.

Espero que lo disfrutes.

Un abrazo enorme,

Mónica

 

PD: mil gracias por estar aquí. Si te apetece contarme algo, puedes hacerlo un poquito más abajo.